Sucesiones en Argentina

Abogados Lideres en Sucesiones

Ofrecemos un servicio de calidad con el objetivo de lograr respuestas rápidas en el inicio del trámite sucesorio. 

Algunas de las preguntas más comunes que surgen en nuestro estudio son: ¿Cuánto sale iniciar los trámites? Y ¿Cuánto cuesta una sucesión?

En conclusión, le contamos que nuestro equipo podría realizar el trámite en todo el país, para establecer honorarios es necesario estimar algunas cuestiones. Nos parece importante mencionarles que es nuestro estudio jurídico el costo al iniciar es bajo.

Básicamente, le ofrecemos honorarios que equilibran el costo y la experiencia. Comprendemos que estos asuntos deben ser resueltos de forma rápida, asique para lograrlo pondremos todo nuestro conocimiento para que el cliente no deba preocuparse. 

+ 0

Casos de Exito

Para obtener más información sobre sucesiones, herencias, declaratoria de herederos y/o por cualquier otra inquietud que usted pueda llegar a tener en relación a otros asuntos, lo invitamos a contactarnos y de ese modo pueda recibir la mejor atención personalizada.

En contexto, el precio de una sucesión varía según los gastos que ocasione, Iniciarla es sencillo y no significa un precio alto. En nuestro estudio le ofrecemos uno de los más altos niveles en gestión de su caso, asesoramiento personalizado y tramitación de sucesiones.

Entendemos que la pérdida de un familiar no se supera fácil y sabemos lo que cuesta tomar la iniciativa para arrancar el trámite. Sin embargo, dar los bienes restantes del difunto a sus herederos es muy importante para que puedan reclamar sus derechos. Nos ocuparemos de hacer todo lo que sea necesario para completar todo con el máximo respeto y confidencialidad que, aunque no lo crea es algo fundamental. También, le iremos notificando toda la información que se sepa de cada parte del proceso. 

SUCESIONES EN ARGENTINA

Pueden iniciar una sucesión las siguientes personas:

  • Cónyuge supérstite, que es el esposo o esposa que sobrevive a la otra parte y tiene derecho a una fracción de herencia; también los herederos y/o legatarios.
  • Albacea, que es la persona designada para ejecutar un testamento.
  • Acreedores del cedente.

Si una de las anteriores personas mencionadas inicia la sucesión no quiere decir que los demás no puedan hacerlo. Todos los mencionados tienen derecho a poder ser cesionarios. Los herederos serán citados para que se presenten en la declaratoria y puedan tener estos la misma oportunidad. Asimismo, cuando la declaratoria sea dictada se hará sin perjuicio a terceros para que, si fuese el caso de que aparezca otro heredero que acreditase ser tal pueda solicitarlo con el juez para ser declarado como corresponde. 

Son necesario los siguientes documentos:

  • Partida de defunción de dicha persona y si hubiese estado casado la partida de matrimonio del fallecido.
  • Partida de nacimiento de los hijos.

Con los mencionados documentos se certifica la vinculación de los herederos con el causante y el fallecimiento del mismo.  Además, hay documentos que también son importantes como los de cuentas bancarias, escrituras de inmuebles del fallecido, títulos de automotores o embarcaciones. En el caso de que no tenga dichos documentos nosotros nos encargaremos de la ejecución de los mismos.

La sucesión se debe iniciar en el departamento judicial del domicilio del causante que tiene en su partida de defunción.

En Argentina pueden iniciarse sólo estos tipos de sucesión, que son:

  • Sucesión Ab-Intestato que es cuando la persona no deja un testamento, que suele ser la más frecuente.
  • Sucesión testamentaria, que es cuando legalmente el causante deja una disposición de sus bienes.

Un heredero forzoso es aquel que tiene por obligación recibir una porción de la herencia, ya sea porque son hijos, cónyuge o padres del fallecido. La porción de la herencia que se destina se llama “legítima”.

En el caso de que la sucesión sea Ab-intestato, es decir, sin testamento quien dispondrá la herencia de la persona fallecida va a ser la ley, entre las personas herederas va a estar: el cónyuge, los hijos, los padres, los hermanos, los tíos, los sobrinos y los primos.

  • Descendientes y el cónyuge en primer lugar.
  • Si no hubiera hijos, quienes seguirían en el orden serían los ascendientes, es decir los padres y el cónyuge.
  • En el caso de que no haya ninguno de los mencionados anteriormente, quienes estarían en tercer lugar serían los colaterales, que son los hermanos.
  • En este cuarto lugar están los primos, en el caso de que no haya ninguno de los mencionados anteriormente, pero sólo podrán ser sucesores si el causante dejó un testamento.
  •  

La declaratoria es una de las resoluciones más importante que establece el Juez a cargo de la sucesión. Gracias a ella se va a poder reconocer el carácter de heredero una vez que se haya dado por sentado el vínculo con el causante.

Los bienes propios son los que el difunto o difunta ya tenía antes de casarse o los adquirió luego en el matrimonio, pero fueron a título gratuito que podrían haber sido una herencia, donación, etc. Y los bienes gananciales son los que adquirió una vez celebrado el matrimonio.

Una venta por tracto abreviado se utiliza cuando se quiere vender alguno o todos los bienes que se heredan y en vez de tener que inscribirlos con anterioridad a nombre de los herederos, se trasladan directamente al comprador a nombre del causante para que no haya pérdidas de tiempo ni de dinero.

Quienes tienen la posesión de los bienes hereditarios al momento del fallecimiento del causante son los herederos forzosos mencionados en una de las preguntas anteriores. No sería el caso para los demás herederos como los son hermanos, tíos, sobrinos, primos o testamentarios que podrán tener la herencia en su posesión cuando el juez a cargo de la sucesión lo disponga.

El heredero pasa a ser titular de los bienes de la persona fallecida, cuando la partición hereditaria es producida e inscripta en los registros correspondientes.

 

 

 

 

 

 

 

CONTACTO